Sin duda es su pelo además de su tamaño una de las características más importantes de las que puede presumir el pequeño Yorkshire Terrier, pero hay que considerar que para que esta virtud no se convierta en su mayor defecto, debe ser estéticamente cuidado y mantenido al igual que cualquier otro miembro de la familia con la que vive. Los baños son recomendables al menos una vez cada 7 u 8 días, o antes si se requiere, pero es muy importante que los productos de tipo champús y acondicionadores utilizados sean los adecuados para no causar daños en la piel o el pelo. El cepillado y el secado no se pueden hacer de cualquier manera, ya que el pelo del Yorkie jamás debe ser frotado con la toalla porque se enredaría, y es por eso que tras el baño se le envuelve en una toalla, sin frotar y dejando que esta absorba la humedad. Posteriormente se le seca con un secador a temperatura suave para no quemarlo ni asustarlo y simultáneamente vamos cepillando utilizando un cepillo especifico para esta raza. Es importante saber que el yorkshire Terrier tiene un manto muy necesitado de Hidratación, y que si no le proporcionamos los cuidados adecuados su pelo puede sufrir un desequilibrio, ondulándose y perdiendo sus propiedades de tal manera que se seque, se anude y se vuelva quebradizo.

Ver Productos para el Yorkshire Terrier >>

Yorkshire terrier
Yorkshire Terrier


Carrito  

(vacío)
Productos para el yorkshire Terrier